viernes, 20 de marzo de 2009

Noche de primavera



NOCHE DE AUSENCIA

Solo escucho mi pulso,
reflejos de mi corazón.
Pum, pum, pum...
Luego silencio.

No veo la luz,
la que me indica su presencia.
Quizá se ha marchado lejos,
más allá de mis pensamientos,
y no pueda ni sentir su voz.

Difícil concentrar mis sentidos.
Solo tristeza.
Niños correteando libres
que rompen el silencio
de la noche solitaria.

Él sigue ausente
en esta noche de invierno,
que da paso a la primavera,
que me trae sus recuerdos.

Siento su beso en mi nuca
y su abrazo por las espaldas,
que me aturden y despiertan.

MNA

***

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No estés triste Isis.
No, me gusta tu sonrisa alegre.

Anónimo dijo...

Precioso Isis.

No veo la luz
que me indica su presencia.

Si cierras los ojos...le ves.
Las poetisas sabeis como.

saludos

Amapola dijo...

La primavera, mantiene nuestro corazón y pulso, más acelerado de lo habitúal. Pero esa es la magia que envidian, los que no oyen el tic, tac, de su corazón. Alegrate con las risas de los niños y ten paciencia, que es, la más sabia de las ciencias. Un beso.

Isis dijo...

Gracias por todo.Por el ánimo de anónimos. Gracias.

Y tú Amapola con mayúscula, por tu cariño, por que te mereces lo mejor, por que eres mi amiga y necesito que me digas esas cosas.

Besos de alegría.

Mistral dijo...

Isis: Sin lugar a dudas esa Noche de ausencia reafirma lo que suponía y es que las mujeres murcianas sois muy especiales.
Saludos y gracias por tus visitas a mi modesto rincón.

Isis dijo...

Muchas gracias Mistral por tu visita. Es bonito saber que te gusta mi poesía, y también que las mujeres de esta tierra te parecen especiales.

Mi saludo es un beso murciano.

Anónimo dijo...

La ausencia del ser amado es una de las más dolorosas. Isis ha sabido plasmarlo en un bello poema, que como el buen vino, va ganando con el tiempo.